Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 226
Jueves, 22 Noviembre 2012 17:02

“Mamandurrias”, sinecuras y la madre del cordero

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Hace unos días nuestra querida y poco valorada Presidenta de la Comunidad de Madrid trajo al vocabulario popular la palabra “Mamandurria”, según la Real Academia Española de la Lengua (RAE) tiene el siguiente significado: “Sueldo que se disfruta sin merecerlo, sinecura, ganga permanente”. Con ello se refería a las subvenciones, ayudas y todo tipo de prebendas que según ella disfrutamos los españoles de a pie.

Es curioso, no conozco a nadie de mi entorno con “Mamandurrias”, sin embargo, si sabemos de algunas de las que disfruta la Presidenta y su entorno tanto lejano como muy cercano.

¿Se referirá a las mamandurrias de los 30.000 coches oficiales y a los miles de kilómetros de aparcamiento reservados, de los 25.000 cargos designados a dedo, de los pluses de productividad ficticia, de los sueldos vitalicios de tanta institución? ¿Es una mamandurria la Corona de España? ¿Es una mamandurria cobrar por no residir y residir? ¿Es una mamandurria ser ministro? ¿El tribunal de Cuentas, el Consejo de Estado? ¿Es una mamandurria Andrea Fabra?

Caso a parte merecen ejemplos de “Mamandurrias” que afectan directamente a la familia de Espe, su hermana es contratada por el Ayuntamiento de Madrid como asesora de prensa en el distrito de Hortaleza con un sueldo anual de 46.625 euros, su hijo menor contratado como asesor en el Ministerio de Economía,  cargos todos ellos adjudicados “a dedo”. No digo que no estén preparados, pero la cosa respira poco “decoro” palabra que es evidente no conocen en las filas del PP.

Y aún hay más, los trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento de Madrid informan de otra mamandurria más. El edificio que tiene alquilado el Ayuntamiento para que vayamos a pagar las multas de tráfico (calle Albarracín) y que nos cuesta a todos y todas los madrileños  16.550.225 euros, esta alquilado al señor esposo de la presidenta.

Desde aquí quiero sugerirle a las “mamandurrieras” más grandes del reino, que en su vocabulario incluyan otra palabra más: Sinecura, empleo o cargo retribuido que ocasiona poco o ningún trabajo.

Visto 447 veces

Deja un comentario

Canal YouTube

Ad_Publicidad

Tu voto cuenta